"Déjate llevar por los sentidos, cada camino guarda un rincón, cada sombra un momento, cada plato un sabor...

La Vall de Pop se encuentra ligada al recorrido del río Xaló o Gorgos, que recorre los términos de Benigembla, Murla, Parcent y Alcalalí, donde se abre el valle y encontramos los municipios de Xaló, Llíber, Senija y Benissa en la costa.

Es un espacio de contrastes: sierras imponentes como el Cavall Verd, la serra del Penyal de Laguar, el Carrascar y el Coll de Rates, el Castell de la Solana o Muntanya Gran, el Ferrer o Bèrnia; barrancos sinuosos como el de Malafí, la Murta, Masserof o Passula entre los que discurren el rio Xaló y sus afluentes, valles con aroma a vid y una costa abrupta con calas acogedoras e impresionantes acantilados.





Aquí los rítmos todavía los marca el sol, Los campanarios, que coronan la silueta de cada pueblo, dan las horas puntuales y su repicar se funde en uno. Las calles se llenan de vida las noches de verano y los vecinos sacan sus sillas para charlar al fresco y en invierno las chimeneas recuperan su actividad e inundan de un aroma cálido los pueblos.



La vendimia marca el final del verano, el  otoño descubre la tierra roja escondida bajo las vides durante la época estival, en febrero el impresionante espectáculo de los almendros en flor transforma el paisaje invernal y con la llegada de la primavera un espectáculo floral inunda de aroma las sierras.





La Vall alberga un importante patrimonio que descubrir: los vestigios del pasado morisco, la arquitectura de piedra en seco, abrigos de pinturas rupestres patrimonio de la humanidad, museos, sendas, paseos que esconden rincones únicos y una importante cultura vinícola y gastronómica. Todo lo necesario para que el viajero haga su visita.
Una experiencia única.

 

 

 

 

 

 


x