"Cada piedra esconde una historia, algunas guradan muchas y otras esperan a que tú escondas las tuyas...

La Vall de Pop alberga uno de los conjuntos de arte rupestre más importantes del mundo: El yacimiento rupestre de Plà de Petracos.

Éste se encuentra en el paraje del Barranc de Malafí a pocos kilometros del nucleo urbano de Benigembla, a unos 500 m de altura.

Fue descubierto en el año 1980 por miembros del "Centre d´Estudis Contestans", de Concentaina (Alicante) y es uno de los principales yacimientos rupestres de la Comunidad Valenciana. Forma parte del Arte Rupestre del Arco del Mediterráneo, declarado Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en el año 1998.

En él se puede apreciar una muestra del arte Macro-esquemático y del Arte levantino que datan de los primeros momentos del Neolítico. Pueden contemplarse cuatro abrigos con diferentes representaciones del Arte Macro-esquemático, entre las que destaca la figura de un orante por su tamaño y su posición centrada. En otro abrigo, situado a la derecha del anteriormente mencionado, se puede apreciar una figura de un ciervo herido que formaba parte de una escena de caza. También abundan los motivos geométricos, de entre los que sobresalen los de tipo serpentiforme, formados por gruesas bandas sinuosas de desarrollo vertical.

Otras escenas que se pueden contemplar son algunas figuras femeninas vinculadas a la fertilidad, así como representaciones de algunos animales, como la cabeza de un toro o un pequeño ciervo atravesado por flechas.

La importancia de este yacimiento fue tal que hace 8.000 años se convirtió en un lugar de peregrinaje espiritual para los ancestros comarcales del neolítico para rendir culto, lo que le ha llevado a poseer el nombre de "Santuario de Plà de Petracos".

x