Despierta tus sentidos y no te dejes nada por probar. En el bar de la plaza del pueblo o en el mejor restaurante, aquí degustarás auténtica cocina mediterránea.

Junto con el paisaje y la naturaleza, la gastronomía es otro de los grandes atractivos para el visitante que se acerque a la Vall de Pop. Una excelente variedad de recetas que van desde los platos de sabor local y rural preparados con productos de la tierra hasta la gastronomía aportada por los diferentes inmigrantes que a lo largo de la historia se asentaron en la Vall y que han aportado productos tan variados como los embutidos de raíces baleáricas o el cous-cous del norte de África.

Entre los platos más conocidos están el "espencat", las cocas, los "minxos", las "pilotes de dacsa", el "arròs amb caragols y naps", los "grinyons", la "borreta de melva", el "putxero amb pilotes", el "mullador amb bull" y el cous-cous.

Hay también más de diez tipos de embutidos diferentes y su presencia es muy importante en alguno de los platos tradicionales, como el arroz al horno.

No hay que perder la oportunidad de degustar la almendra, presente en muchos de los postres y dulces tradicionales: flanes, bizcochos, pastissets..., la miel, que mantiene el aroma de las flores de estas montañas en primavera, la "pasa", que podemos ver secar al sol, o la mistela, licor dulce típico de la zona.

 

Restaurantes

Bares y Tapas

 

 

 

x